Pin It

Marta Lucia Ramirez

Como Gobierno del bicentenario, atacaremos la corrupción. Vicepresidencia implementa estrategias.

La lucha contra la pobreza, la defensa del Estado de derecho y la cruzada por la transparencia en el ejercicio de la función pública tienen un enemigo común: la corrupción.

Lo que en siglos pasados era la peste es hoy en día el abuso del cargo público para el interés particular. La corrupción es la amenaza permanente a la legalidad, al ‘ethos’ del servicio público y a la confianza que debe tener el ciudadano en sus instituciones. La corrupción rompe este lazo porque transforma el Estado en presa de quienes convierten el servicio a la ciudadanía en instrumento de saqueo.

Nuestro compromiso es con la legalidad, la transparencia y el respeto, núcleo de buena gobernanza. A esta lucha permanente, sin tregua, hemos convocado a la comunidad internacional, instituciones del orden nacional, departamental y municipal, empresa privada y academia. Juntos le saldremos al paso a una corrupción criminal que transgrede y es capaz de devorar –sin escrúpulos– recursos de los niños, obras de infraestructura, salud, educación, jubilados e impuestos.

Como Gobierno del bicentenario, asumimos el reto de atacar las redes de corrupción y desde la Vicepresidencia implementamos estrategias de la mano de la Secretaría de Transparencia. Ello debe reflejarse en el normal desarrollo de las próximas elecciones regionales, en las que el votante y su conciencia sean los protagonistas de la jornada. Quien vota por los corruptos los está legitimando y es, a la postre, tan responsable como aquellos. Pierde así toda autoridad moral para juzgarlos o señalarlos, pues ya es su cómplice.

Incluimos en el Plan Nacional de Desarrollo el capítulo ‘Alianza contra la corrupción: cero tolerancia con los corruptos’, que plasma la visión a corto, mediano y largo plazo para reducir este fenómeno en Colombia. El 20 de julio radicamos ante el Congreso un proyecto de ley anticorrupción para fortalecer el marco normativo, prevenir, investigar y sancionar eficazmente este delito.

El Observatorio Anticorrupción, de la Secretaría de Transparencia, detectó el incremento de hasta un 200 por ciento en sanciones penales, disciplinarias en un 20 por ciento y fallos de responsabilidad fiscal en un 15 por ciento. Los casos de corrupción van en aumento, pero también los hechos sancionados.

Pusimos en marcha el ‘Plan de vigilancia’ de proyectos en ‘estado crítico’, en ejecución con recursos del Sistema General de Regalías. Creamos la Red Anticorrupción de Jefes de Control Interno, que son ‘nuestros ojos’ y los primeros en detectar irregularidades.

Ya hay logros tangibles: la desarticulación –hace pocos días– de una red que emitía facturas falsas para evadir obligaciones fiscales. Pusimos en conocimiento de la Fiscalía estas irregularidades, y en un trabajo conjunto se logró detener la defraudación. Tan solo una de las organizaciones realizaba operaciones cercanas a los 40.000 millones de pesos anuales. Para visibilizar más casos como este, activamos el ‘Mecanismo de denuncias de alto nivel’, con apoyo de la Ocde, orientado a blindar los proyectos de infraestructura más importantes del país, como el metro de Bogotá. Y, a raíz de que este delito muta todos los días, adoptamos la tecnología y la innovación como nuestro aliado.

Gracias a la implementación y el seguimiento de los pliegos tipo en infraestructura, logramos salvaguardar 2.400 millones de pesos en procesos que no cumplían con los estándares legales.

Lanzamos la Ruta de Transparencia en el sector privado: promover integridad y convertir las empresas de cada sector en agentes del cambio. Iniciaremos el nuevo ‘Plan de acción nacional de gobierno abierto’ y formularemos la nueva ‘Política pública de integridad, transparencia, legalidad y Estado abierto’.

Hoy, en el Día Nacional de la Lucha contra la Corrupción, reiteramos nuestro compromiso: derrotaremos esa criminalidad y no daremos tregua. Recordando a Cicerón: “Servirse de un cargo público para el enriquecimiento personal resulta no ya inmoral, sino criminal y abominable”.

MARTA LUCÍA RAMÍREZ
Vicepresidenta de la república

 

Tomado de:  https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/marta-lucia-ramirez/una-lucha-sin-tregua-contra-la-corrupcion-columna-de-marta-lucia-ramirez-402122

Pin It